Ser sexoflexible: Explorando una nueva dimensión de la intimidad

29.07.2023

En la búsqueda por entender y expresar nuestra sexualidad, nos encontramos con una diversidad de orientaciones y formas de vivirla. Uno de los conceptos que ha ganado relevancia entre las nuevas generaciones es el de "sexoflexible". Esta interesante perspectiva invita a dejar fluir la posibilidad de disfrutar del erotismo y la intimidad con personas más allá de la orientación sexual que se haya asumido.

Créditos: TeAmo.Ar
Créditos: TeAmo.Ar

En una sociedad que históricamente ha seguido patrones y normativas rígidas en materia de sexualidad, el surgimiento del término "sexoflexible" representa un avance hacia una mayor apertura y aceptación de la diversidad. Es una expresión de la curiosidad humana, una búsqueda de nuevas experiencias y un deseo de trascender las barreras impuestas por las etiquetas sexuales tradicionales.

La licenciada Analía Lilian Pereyra, una experta en sexología clínica y educativa, destaca que la flexibilidad sexual se relaciona con la capacidad de adaptación y cambio. Nuestro cerebro tiene la asombrosa habilidad de considerar situaciones desde diversas perspectivas y ajustarse rápidamente a las demandas y deseos del momento. La flexibilidad cognitiva se convierte, así, en una herramienta poderosa para enfrentar diferentes contextos y enriquecer nuestra vida sexual.

La curiosidad es un factor clave en el ser "sexoflexible". Esta característica nos impulsa a explorar nuevos territorios íntimos, sin que la orientación sexual sea una barrera infranqueable. El contacto erótico con otras personas puede surgir de manera espontánea, sin premeditación, enriqueciendo nuestras experiencias y ampliando nuestro horizonte de placer.

Un ejemplo concreto de la sexoflexibilidad lo encontramos en personas que, pese a identificarse con una orientación sexual concreta, sienten curiosidad por experimentar con otras formas de intimidad erótica. Por ejemplo, alguien que se define como bisexual puede sentirse intrigado por explorar una relación erótica con una persona pansexual. Esta disposición abierta a la exploración y a salir de la zona de confort representa una manifestación de la sexoflexibilidad.

Según la experta Pereyra, "la sexualidad es una dimensión humana compleja y diversa. La sexoflexibilidad nos permite cuestionar las etiquetas y las normativas establecidas, abriéndonos a nuevas formas de vivir nuestra intimidad. Es un recordatorio de que la curiosidad y la apertura mental son fundamentales para disfrutar plenamente de nuestra sexualidad".

Las generaciones más jóvenes están liderando el camino hacia una mayor fluidez sexual. Su apertura mental y disposición para probar nuevas formas de vivir la sexualidad han contribuido a que el concepto de "sexoflexible" se afiance. Para estos jóvenes, la orientación sexual no es una camisa de fuerza, sino una parte más del amplio espectro de la identidad sexual, que puede experimentar cambios y evolución a lo largo de la vida.

En palabras de la licenciada Pereyra, "ser sexoflexible significa estar abierto a la posibilidad de que nuestras preferencias y atracciones sexuales puedan ser más fluidas y cambiantes. Es una invitación a explorar la diversidad de nuestras experiencias eróticas sin limitaciones autoimpuestas".

Ser "sexoflexible" es abrazar la diversidad y permitirnos vivir la experiencia sexual de manera auténtica, libre y sin restricciones. Es un llamado a celebrar la riqueza de la intimidad humana en todas sus formas y manifestaciones, sin temor al juicio o al estigma social. La flexibilidad sexual es un camino hacia la exploración personal y la expansión de nuestras conexiones íntimas, enriqueciendo nuestra experiencia sexual y emocional.

En conclusión, el concepto de "sexoflexible" nos invita a explorar una nueva dimensión de la intimidad, más allá de las limitaciones impuestas por las normas sociales. La curiosidad y la flexibilidad cognitiva son herramientas valiosas para disfrutar plenamente de nuestra sexualidad y enriquecer nuestras relaciones íntimas. Ser "sexoflexible" es una oportunidad para descubrirnos a nosotros mismos en toda nuestra complejidad erótica y emocional, y celebrar la diversidad que nos hace únicos como seres sexuales.